Pepe el Pollo es Inocente

Original de Andrés Carreño
Compañía Cabaret Misterio

Sinopsis

Pepe es un pollo que vive en una comunidad indígena en México. Siempre ha soñado con ser bailarín y su papá no lo deja. Debido a las pocas oportunidades económicas se ve obligado a “cruzar el charco”.

En este viaje Pepe, con toda su inocencia de pollo, se verá enfrentado a la difícil tarea de encontrar trabajo y dignidad en otro país, en este caso, Estados Unidos; al mismo tiempo confrontará a su padre, estando en contra de la “forma tradicional de ser hombre”, de ser “un gallito”.

Pepe en todas sus travesías se acompañará de sus recuerdos, bailará, cantará, encontrará su primer amor. Pepe se encuentra en la cárcel y contará al público asistente su historia, para que éste decida si es culpable o inocente.

Descripción del espectáculo

El espectáculo “Pepe el pollo es inocente” cuenta la historia de un niño jornalero que cruza la frontera de Estados Unidos de manera ilegal, poniendo en riesgo su vida.

El acierto en este montaje es mostrar un tema complejo y difícil como es la migración de mexicanos a Estados Unidos, a través de la visión de un niño, y mejor aún, gracias al delirio del cabaret, desde la mirada de un pollo. Esta metáfora ayuda a lograr un distanciamiento, dando como resultado un humor ácido, inteligente y tierno.

El montaje está lleno de música en vivo y cuenta con un repertorio de canciones mexicanas, permitiendo así respiros al espectador en la escucha de la narración. La música en vivo, sobra decirlo, le da más vida a la escena, y al ser un repertorio de música mexicana, permite que el público evoque sus propios recuerdos.

“Pepe el pollo es inocente” es un espectáculo de cabaret que divierte e invita a la reflexión de un tema tan complejo como lo es la migración.

Participantes

Andrés Carreño: director y actor
Allan Flores: producción ejecutiva
Julio Gándara: músico

Galería

Carpeta del Show «Pepe el Pollo es Inocente»

Solicita la carpeta de este show por correo electrónico llenando el siguiente formulario:


Deja un comentario